¿Sabemos cómo nos afectan las emociones? Descubrílas en el Mapa Emocional del Dalai Lama.

0 221

El Budismo, hoy ubicado dentro de los distintos sistemas de Psicologia Transpersonal, fundamenta sus enseñanzas en una Filosofía de vida cuyo fin es la autorealización: comprender las causas del sufrimiento humano y lograr liberarse de él mediante distintas técnicas prácticas.
El Atlas de las emociones es un proyecto que se inspiró en una serie de conversaciones entre el Dalai Lama y el famoso psicólogo Paul Ekman, acerca del origen de las emociones humanas. El objetivo es educar a la humanidad sobre la importancia de conocer las emociones, ser conscientes de cómo nos afectan y brindar técnicas para controlarlas y evitar malestares y conflictos.

Mapa Emocional

Uniendo la filosofía milenaria del budismo con los avances científicos de la Psicología Transpersonal, Ekman, desarrolló un sofisticado “mapa emocional” a través del cual podemos identificar y entender nuestras emociones; y utilizar las positivas para desarrollar las habilidades latentes que se hallan escondidas en nuestro Inconsciente Personal. Esto nos daría la posibilidad de tener el poder de elegir qué emociones pueden acercarnos a una mejor relación con nosotros mismos y con los demás. Desarrollar lo que nos lleve a expresar lo más real que tenemos y transformar aquellas emociones que sólo buscan destruir.

Se trata de ser más conscientes de nosotros mismos y utilizar habilidades que ignoramos, pero que son posibles aprender a manejarlas para entender que todo estado de sufrimiento es opcional y que el equilibrio es el camino a la felicidad.


En el proyecto mencionado anteriormente, cada emoción está representada por un continente, a la vez, caracterizado por un color. Cada emoción es un proceso y como tal, tiene pequeños estados distintos que aumentan en intensidad e influencia en nuestra conciencia

 

En el caso del continente felicidad, los estados que van de menor a mayor inician con un placer sensorial, seguido por el disfrute, el sentirse maravillado, la excitación y sigue en aumento hasta llegar al éxtasis. El sitio contiene una explicación certera de cada uno de los estados y el rango de su intensidad en una persona.
Algunas de las causas que provocan estos estados, están explicados en la sección de “desencadenadores” de las emociones. En el caso del mismo continente, las acciones que provocan cada uno de los estados de felicidad son parte de un proceso que involucra actividades como la interacción social, ayudar a otros, experimentar la naturaleza sensorialmente, recordar momentos felices, compartir una comida en familia o pasar tiempo de calidad con tus seres queridos.

El proyecto está respaldado por un consenso científico entre psicólogos que participaron en un estudio elaborado en 2015, titulado “Perspectives on Psychological Science”. En la investigación, los especialistas determinaron que existe evidencia suficientemente reveladora a nivel mundial, como para concentrar el grueso de las emociones en los cinco continentes del mapa emocional. El estudio está respaldado por una enorme encuesta realizada en las principales universidades del mundo para romper con la noción de que las emociones están determinadas por el entorno social. Si bien éstas influyen de forma importante en las manifestaciones de la felicidad, el enojo o la tristeza, las personas de todo el mundo, sin importar su orientación religiosa, sexual o política, describen de forma similar cada estado de ánimo.

La combinación entre la Ciencia y el Budismo crea una alternativa accesible para tratar de mejorar la calidad de vida, además de comprender cada estado negativo del ser humano como un momento pasajero, con miras a alcanzar un equilibrio que potencie la felicidad en tu vida.

Otros Artículos que te pueden interesar:

¿La Calidad del Pensamiento determina la Calidad de Vida?

¿Qué es lo que te preocupa? Cómo liberarte de la ansiedad.

El origen de la Práctica de Mindfulness: Budismo y Cuarto Camino

“La felicidad es una decisión” Entrevista al lama Sogyal Rimpoché

 

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta