“Filmoterapia”: Los 8 Beneficios Terapeuticos del Cine

Cada vez que vemos una verdadera buena película disfrutamos (muchas veces de manera inconsciente) de los maravillosos beneficios psicológicos del cine, ¿quién no ha quedado marcado por una película que le ayudó a cambiar su perspectiva vital? ¿O tiene presente siempre una escena que le ayudó a comprender partes de su vida? ¿O recuerda esa comedia que tanto le alivió en una época de crisis?

Desde el punto de vista psicológico, vernos reflejados en un personaje o en una escena determinada es increíblemente útil para reflexionar y analizar nuestros mayores problemas o temores. Precisamente para aprovechar todos los beneficios psicológicos que ofrecen el Cine de Culto o también llamado Cine de Autor surge una corriente  psicológica que aprovecha los beneficios del cine en pro del bienestar psicológico.

Así como contenidos audiovisuales comerciales pueden afectar la conducta humana, condicionándolo negativamente (manipulación de los medios de comunicación), verdaderos Artistas como I. Bergman, Tarkovsky, Kubrick, Coppola ú Orson Welles, han creado grandes obras, con muchos símbolos, que correctamente interpretadas,  nos pueden servir como guía sanadora en nuestros conflictos o temores. Para entender mejor proponemos  a continuación algunos de estos beneficios psicológicos del cine de autor.

8 BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DEL CINE DE AUTOR

  1. Nos revitaliza
    Como un viaje de relajación, de desconexión, y de nuevas perspectivas, muchas películas suponen un tiempo para concedernos descanso mental, y al mismo tiempo, un ejercicio de visualización positiva a través de imágenes que nos dan facilidad a la hora de vernos en nuevas situaciones o  a la hora de afrontar cambios.
  2. Nos expone a nuestros miedos y ayuda a enfocar mejor nuestros problemas
    Algunas películas hacen que veamos la luz ante un problema al vernos reflejados en el personaje o las circunstancias que se desarrollan. Cuando nos identificamos con un personaje que tiene nuestros mismos problemas aumenta nuestra empatía y asimilamos mucho mejor su evolución personal. De esta manera durante la historia podemos aprender  mucho sobre el proceso de toma de decisiones del personaje y sus dificultades.
  3. Tiene una función catártica.
    Según Aristóteles, la catarsis es “la facultad de la tragedia de descargar al espectador de sus propias bajas pasiones al verlas proyectadas en los personajes de la obra”.
  4. Nos motiva
    Muchas películas nos motivan a lograr algún objetivo, por la fuerza de sus personajes, por la energía con que el director nos propone la historia, por su música, sus escenas, su guión…El cine genera emociones en el espectador y muchas veces son emociones tan poderosas que nos llenan de energía y nos ayudan a dar pasos en pro de nuestros objetivos vitales. La Psicología de Jung explica cómo hay procesos arquetípicos en la vida, que llegan a vernos reflejados en el otro.
  5. Desarrolla nuestra creatividad
    Las películas también nos aportan visiones muy diferentes de nuestra realidad y de nuestros esquemas mentales que nos ayudan a enriquecernos intelectualmente, a ser más flexibles o a ganar en perspectiva y  en imaginación. Elementos todos necesarios para una sana creatividad
  6. Nos ayuda a replantearnos nuestras actitudes negativas
    Muchas películas nos aportan perspectivas diferentes, en donde nos sentimos identificados con el personaje, nos metemos en su piel y vivimos su evolución a lo largo de la historia. Estas historias nos ayudan a reflexionar sobre nuestro enfoque cognitivo replanteándonos ideas irracionales y cambiando nuestra actitud.
  7. Nos puede conducir a reflexionar 
    Muchas películas nos han hecho reflexionar sobre cuestiones vitales, espirituales e existenciales gracias a un formato audiovisual que nos permite crear escenarios imaginarios, históricos o documentados. Una reflexión aumenta nuestro pensamiento crítico al replantearnos actitudes personales.
  8. Nos eleva
    La elevación es lo que sentimos cuando presenciamos algo que nos asombra, conmueve o inspira, particularmente cuando se trata de una acción admirable por parte de una persona. Presenciar la grandeza de otras personas a través del cine nos inspira a tratar de hacer algo similar, a ser mejores e incluso a dar pasos para cambiar nuestras vidas o desbloquear nuestras actitudes. Cuando pensamos en la elevación, pensamos en los momentos en los que nos sentimos orgullosos de pertenecer al género humano.

Desde hace varios años el filósofo León Azulay, diseñó un espacio, Cine Club Aztlan, donde poder disfrutar de los beneficios del cine arte.   Funciona todos los viernes a las 19hs, en el Centro Cultral Aztlan, en el barrio de Caballito.

 

5 Películas que ampliarán tu consciencia y que no podés dejar de ver

Artículos similares

PRACTICA DE AUTOCONOCIMIENTO

0 206
video

0 388

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta