“El Poder del Agua y la belleza de sus Mensajes”  de Masaru Emoto

1 1953

Masaru Emoto, es un investigador y naturalista japonés que demostró cómo los pensamientos y emociones humanas, al ser vibraciones y éstas la base de la Vida, alteran la estructura molecular del agua y actúan directamente sobre la salud y el comportamiento a nivel global.

El Agua es nuestra Vida. Estamos compuestos de ella en un 70% durante la edad adulta.. Nuestro planeta está compuesto de un 70% de agua.Durante cientos de años tanto en Japón y en otras muchas culturas ha existido la tradición de rezar en comunidad en épocas de sequía. Para Emoto no hay duda de que estamos unidos con el agua a través de nuestra conciencia y de que, por tanto, un acto de voluntad colectiva -cuanto más numeroso sea el grupo mayores serán los resultados- puede modificar su composición, su comportamiento.
Y es que Emoto ha constatado miles de veces con microfotografías los diferentes cambios que se producen en las moléculas de agua cuando ésta se congela. Ha demostrado, por ejemplo, que el agua se impregna de la información que contienen la música, las palabras, las imágenes, los pensamientos e, incluso -lo que es aún más revolucionario porque cambia los actuales conceptos de salud y enfermedad- ¡las intenciones!

El Poder de la Meditación y los Pensamientos.

Todo en el universo es producto de la vibración. Las vibraciones son energía, son vida. Cuando el corazón deja de vibrar todo se degrada. Y es el agua precisamente el medio de transmisión de esas vibraciones. El cuerpo humano tiene seis mil millones de células que cuando está sano vibran en armonía, como en un gran concierto. Cada una tiene su propia vibración. Pues bien, para que surja la enfermedad, la rotura de la armonía, primero empiezan a alterarse las partículas subatómicas. Y si esa mala vibración es crónica en dos o tres años degeneran las vibraciones del átomo. Luego, en períodos similares, se alteran las moléculas, las células y, finalmente, los órganos. Cuando el ser humano comienza a sentir dolores es que se encuentra ya en la fase de afectación de células y órganos. El mundo subatómico es, si lo comparamos con el mundo visible, un mundo “espiritual. Por eso cuando entramos en una vida antinatural, contraria a las leyes divinas, enfermamos. Por eso cuando entramos en negatividad, cuando tenemos pensamientos negativos, enfermamos. Y también por eso si no enfermamos espiritualmente nuestro cuerpo no enferma. De ahí que actualmente la medicina moderna esté tratando la quinta etapa: cura los síntomas sin ir a su origen subatómico. Sin embargo, la enfermedad surge de la energía.

La curación se alcanza cuando se recupera la armonía, la vibración normal. Cuando padeces dolor de cabeza en el fondo subyace una onda de vibración anormal.

La meditación forma cristales armónicos. Es vibración. Se han fotografiado diferentes plegarias u oraciones de muy distintas religiones -budismo, catolicismo, islamismo, judaísmo, cada una con su particularidad, y todos los cristales obtenidos son bellos, todos contienen el fundamento de vida de la Naturaleza.

Una experiencia personal….

Voy a contarle una experiencia concreta que llevé a cabo sobre el efecto positivo de la oración sobre el agua. Un día puse en mi escritorio un vaso con agua contaminada y pedí a 200 amigos que a la misma hora manifestaran que el agua se iba a purificar. Pues bien, el cristal que obtuvimos después era maravilloso. Y ese día comprendí que el mensaje de las palabras no tiene distancia.

 

1 COMENTARIO

  1. Yo lei un articulo sobre este hombre y su teoria en uma revista del diario, cuando era chiquita! El una vez estuvo muy grave, y le pidio a sus amigos y colaboradores que oraran a uma botella de agua, creo q doscientas personas. Cuenta que la tomo y se sano, cosa que la medicina no habia logrado.
    Las fotos de los cristales estaban, y eran preciosas. Lo lei de casualidad y siempre me acorde.

Deja una respuesta