Las “moléculas de emoción” ¿Qué son los neuropéptidos?

¿Sabías que cada emoción que experimentamos, produce una química que circula por todo el cuerpo? Investigaciones científicas están demostrando que la relación mente y cuerpo, es más estrecha de lo que se creía.

Mujer en plenitud - neuropetidos y emociones

“El cuerpo y la mente no están separados y no podemos sanar ni entender a uno sin el otro.”
Esta afirmación fue hecha por la Dra. Candace Pert, Prof. Investigadora del Departamento Fisiología y Biofísica, Georgetown University Medical Center. Los más de 25 años de investigación y especialización de la doctora Pert en la base molecular de los neuropéptidos y sus receptores, tanto en el cerebro como en el sistema inmunológico, han proporcionado la base científica para un nuevo campo de la medicina y la farmacología denominado como psiconeuroinmunología, ámbito que implica la comunicación entre mente y cuerpo y la importancia de las emociones como puente entre estas dos partes, habitualmente tratadas como separadas.

Las implicancias de estas investigaciones son enormes, así como las emociones reprimidas o negativas pueden enfermarnos, también el cuerpo puede ser curado a través de la mente, y la mente puede y debe ser curada a través del cuerpo. Es decir precisamos un enfoque que nos vea como UNIDAD y no como 2 aspectos separados mente versus cuerpo o cuerpo versus mente.

Como lo explica Pert (quien llamó a estos neuropéptidos “moléculas de emoción”), cada célula se comunica con las demás y todo el cuerpo sabe lo que está pasando. Cuando pensamos o interpretamos algo, el hipotálamo libera al torrente sanguíneo el péptido que corresponde al estado emocional y cada célula tiene receptores en su superficie que están abiertos a la recepción de estos neuropéptidos, así que todo el organismo es afectado por el estado emocional.


«La mayoría de los psicólogos tratan la mente como separada del cuerpo, un fenómeno con apenas conexión con el cuerpo físico. Inversamente, los médicos tratan al cuerpo como desvinculado de la mente y las emociones. Pero el cuerpo y la mente no están separados y no podemos tratar ni entender a uno sin el otro» Dra. Candace Pert


 Cuando los receptores de las células sufren un “bombardeo” constante de péptidos, pierden sensibilidad, y necesitan de más péptidos para estimularlos, esto nos torna adictos a los estados emocionales.

Cuando atravesamos experiencias emocionales repetidas, similares, que dan lugar al mismo tipo de respuesta emocional, nuestro organismo desarrolla la necesidad de este tipo de experiencias (adicción). Y así se van creando conductas, modos de Ser y de Ver la vida. Y cuando esto perdura por años, puede incluso llegar a enfermarnos.

Lo bueno, es que esto es factible, el cambio es posible. Las nuevas investigaciones en neurociencias, hablan de la capacidad plástica del cerebro: plasticidad cerebral, podemos “cambiar el cableado”, reordenar las conexiones entre las células o redes neuronales (neuroplasticidad), como también el cerebro puede producir nuevas células cerebrales (neurogénesis); estos son dos descubrimientos revolucionarios, que puede cambiar la manera de abordar la vida, la salud.

Este cambio lo podemos hacer con nuevas ideas que permitan ampliar el campo de asociaciones mentales limitantes en el que nos movemos y prácticas como la auto-observación, el registro corporal y la relajación ,lo que nos llevará a lograr verdaderos cambios en el estilo de vida, en la interpretación de los acontecimientos, y a hacer cosas nuevas y creativas.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta